Sería fácil relacionarla con lo mejor de Pedro LaDroga o los primeros Kefta Boyz y sus fraseos fumetas tiran tanto del cine choni como de series tipo X-Files. “Una mezcla de profundísima tristeza, humor de extrarradio y vapor de ácido sulfúrico”. Ojo con ella, dará que hablar.

“Tú te crees el uno pero antes está el cero”, canta Albany. Ella lo es: música que nace de tan adentro que no guarda espacio para pensar en como las canciones llegan al público. Con Lil Peep y Los Chunguitos en su ADN, Albany crea canciones teñidas de negro con un brillo muy especial, ya sea Trap, Boombap o Reggaetón Sus conciertos se convierten en un refugio donde celebramos en comunidad y bailamos mientras lloramos todxs.

Dice la leyenda que al principio estaban los Kefta Boyz pero no estaban solos del todo. En 2013 eran muy pocos los medios que hablaban de Yung Beef y los suyos. O de Pedro Ladroga, Cecilio G, Trapani y tantos otros nombres que estaban revolucionando la música urbana española desde los márgenes. Entre insultos y muecas de extrañeza, unos pocos supieron ver en ellos una apuesta de futuro en el que estamos inmersos. Una de estas personas es Madjody, cabeza visible del programa de radio Show Bizness. Por eso cuando Madjody recomienda a una nueva artista, comparándola con los inicios de los Kefta, hay que tomárselo en serio.

La artista es Albany y Madjody está en lo cierto. Ahí está esa mezcla de tristeza profundísima, humor, espontaneidad y vapor de ácido sulfúrico que hizo de los Kefta Boyz el mito que ahora son. Pero Albany no es hija de una sola referencia ni nació ayer. Su primer tema subido a YouTube lleva fecha de enero del 2015 y es casi un milagro que se haya mantenido en secreto durante todo este tiempo.